• Las conferencias. ¿Un acto cultural?

    El caso grave ocurre cuando, de repente, se necesita un especialista en una materia a la que nadie se ha querido consagrar. Se producen entonces verdaderos conflictos. La única manera de solucionarlos es acudir a aquellos cuya especialidad es suficientemente amplia; vg. música nueva, arte moderno. Si urge la necesidad de dar una conferencia o publicar un artículo sobre algún músico o pintor contemporáneo de nombre raro y desconocido que por el cable nos enteramos que acaba de fallecer, entonces, ante la falta del especialista en ese asunto, se acude al especialista de la materia en general. En los dos ejemplos puestos no hay que decir que nuestro compañero Alejo Carpentier es el especialista por antonomasia. Las conferencias de los consagrados casi siempre son pedidas a éstos por alguna sociedad, academia, etc., cultural o pseudo-cultural, y se dan ya en alguna fecha conmemorativa, patriótica, histórica en general, ya en el aniversario de la muerte o nacimiento de algún hombre ilustre, o al ocurrir ésta, ya en el homenaje que se le rinde a alguna personalidad extranjera que nos visita.

    Leer más »
  • Nieves Xenes en el tiempo

  • Mis encuentros con García Márquez

  • El escritor medita en la fama esquiva

  • Matadero

    Y pienso, qué tal si yo no hubiera estado allí aquel día, entre picaditos y vino barato, qué tal si, por capricho de eso que llaman sino, yo no hubiera alzado los ojos desde las fichas de dominó hasta el carmelita ofensivo de sus ojos. ¿Igual seguiría siendo ella? Las leyes les rinden, dijo, y después de Rafa me reí yo. Me reí menos en la oficina cuando Rafa me dijo es una niña buena haciendo énfasis en el niña abriéndome sin querer un abismo de culpa hasta el buena. Le digo que no hay nadie ahora, que ya se fueron, pero es mentira. Ahora que está boca arriba y me mira de esa manera no puedo decirle que Tareco vuelve a pasar haciéndose el epicúreo y mira más detenidamente, para comprobar lo que somos.

    Leer más »
  • Orfelina

  • No aceptes chicles de extraños

  • Caballos

  • Directo de la mata

  • La voluntad de reconstruir sobre un campo minado

    El estreno por parte de Teatro Rumbo de La casa vieja (Mención Casa de las Américas 1964) de Abelardo Estorino, se presenta como el montaje más acertado del colectivo en los días que le restan al año teatral en curso. Son varias las razones que justifican tal aseveración: la primera de ellas lo constituye la elección misma de un texto imprescindible de la dramaturgia cubana, poseedor de conceptos que parecen regenerarse para permanecer vigentes; la otra es el atinado trabajo de su director Irán Capote, en detectar las claves de la obra y contaminarlas con una mirada personal...

    Leer más »
  • ¿Abstracto o Realista?: una polémica pinareña

  • ¿Género policial?